lunes, 27 de agosto de 2012

ECONOMÍA - ¿FUGA DE CONFIANZA? Por Fernando Herrera.


La salida de capitales de Argentina se redujo aproximadamente 60% en el segundo trimestre respecto del mismo periodo del año pasado, a partir de los controles aplicados por el gobierno. Como muchas veces, nuestra confianza y responsabilidad como ciudadanos informados es un elemento clave para analizar nuestra realidad y tomar decisiones.



La confianza como base para que una economía funcione requiere del trabajo de distintos -cuando no de todos- los actores económicos para que pueda existir  y sostenerse en el tiempo. La salida de capitales prácticamente se había duplicado en el 2011 para alcanzar los US$ 21.504 millones, frente a los US$11.410 millones registrados en el año 2010.

Aquí se hace necesario recordar nuestra historia pasada, y los derechos también. Es cierto que al momento de ahorrar e invertir, cada uno puede hacerlo del modo en que desee, sin embargo, si vivimos en Argentina, ¿Por qué debemos pensar en dólares? Uno de los elementos de soberanía nacional lo constituye la moneda propia, además que el tamaño de nuestra economía posibilita y precisa su existencia. En este punto, al igual que en otras cuestiones, también es bueno recordar que no todo depende solo de políticas gubernamentales. Y que las reglas económicas -muchas veces- nos condujeron a incertidumbres institucionales y políticas. En ese marco, numerosos sectores empresarios han promovido que las transacciones internas se hagan en divisas extranjeras y -con ello- el desprestigio del peso como operador, otro gran resabio de nuestra historia, fundamentalmente de los modelos neoliberales implementados en nuestro país. 

También se advierten, desde varios ámbitos que los controles de cambio, las restricciones a las importaciones y las normas que regulan el envío de utilidades al extranjero están dañando la confianza empresarial y de los consumidores, y que se está colaborando en la desaceleración de la economía.

Estas afirmaciones, bastante extendidas últimamente, nos hacen pensar: ¿Se le otorga más confianza a un país solo porque que deja que algunos de sus operadores económicos actúen libremente en función de intereses sectoriales presentados como generales, y que -en muchos casos- desembocan en crisis, producen vaciamientos y terminan precisando de rescates e intervenciones del gobierno ? ¿O bien a un país que a través de algunas medidas reguladoras, en una coyuntura internacional sumamente volátil e inestable, cumple con sus responsabilidades económicas y garantiza sus compromisos?

La salida de capitales rondo los US$2.000 millones durante abril y junio, frente a los  mas de US$6.000 millones del mismo periodo del 2011, cuando según informes del Banco Central comenzó a incrementarse la demanda de divisas.

El objetivo principal en la restricción de las compras de moneda extranjera fue y es evitar una fuga de capitales y proteger las reservas del BCRA, que son la garantía de nuestra economía y que, justamente por ser “reservas” -en última instancia-, pueden ser usadas también para pagar deuda estatal.

Probablemente manejarnos en pesos no conlleve una mayor unidad nacional, pero si al menos nos permitiría revalorizar nuestra moneda, antes que al mundo, ante nuestros propios ojos.


A veces algunos tiran para un lado, y otros para otro…



Fuentes:
* Indec
* Publicaciones y Diarios económicos
* Instituto de Economia y Finanzas, UNC
* Imagen: http://www.fotosdehumor.com/foto/4958/bicicleta_con_doble_sentido.html

0 comentarios: