viernes, 10 de octubre de 2014

Todavía no llegan las elecciones...y ya resuena la palabra Derogación.





Nunca hablemos de "Reformas", "Mejoras", ect. No...como una sana costumbre de los nefastos políticos de la Oposición que se aferran -en este caso- ha ser bendecidos por El reino de la TV y la presencia publica. Un deseo que pesa, sobre todo cuando uno es Hermes y se dice Socialista.

Una ley nueva que se construye en un contexto y con debate, como sucedió con la Ley de medios (con sus virtudes y defectos)... proceso en el cual tuve la suerte de participar activamente...merece ser derogada?
Un gobierno democrático diría:
- No, hay que reformarla porque tiene ciertas influencias políticas. Los tiempos cambian, la leyes también.

Pero como son simples títeres de una obra decadente, de un paupérrimo artista sin angel ni talento y aferrado a un pasado oscuro; se aferran a la "derogación"... palabra que trae malos recuerdos cuando no se plantean propuestas, proyectos y acciones concretas. Un discurso sin discurso, un contenido esteril como los campos sin semillas.

Como Periodista y Comunicador Social, creo fervientemente que una Ley de Medios construida en Democracia (2009) siempre va a ser mejor que una Ley de Medios aprobada en Dictadura(1980). Las nuevas leyes pueden reformarse. Entender el contexto. Una ley de Medios creada en tiempos donde Internet era un sueño de películas de ciencia a Ficción, no puede legislar los tiempos que corren. Y ni hablar de la lesión grave a la libertad de expresión.

Derogar, es volver a esos tiempos. A los tiempos de "escribir con una mano y borrar con la otra". Eso tiene que cambiar, la democracia lo demanda... La gente lo exige. Argentina merece algo mejor.

PARA MÁS INFORMACIÓN:
LANATA enojado en Radio Mitre:
- La oposición no vale más de 200g de bosta
http://bit.ly/1o49pWH

0 comentarios: