martes, 2 de septiembre de 2014

Wall Street y el Cine: Dos Caras de la Misma Moneda

Anoche vi una película Norteamericana que tenía una perspectiva de cine independiente, aún cuando se trataba de una superproducción. Assault on Wall Street (Asalto en Wall Street). Largometraje que curiosamente surgió en el mismo periodo que "El Lobo de Wall Street", de gran difusión y consumo. ¿O será al revés?

La película es fuerte. Muy reflexiva...más por ser del cine Yankee. Y refleja como las crisis cíclicas de este nefasto sistema, siempre las pagan los de abajo. Porque los de arriba siempre salen bien parados.

La historia de un hombre de clase media, trabajador, con su mujer enferma... que con la crisis de 2008, lo pierde todo. Lo endeudan por cuentas que no existen, le quitan su casa, su mujer se suicida, lo despiden de su trabajo. Lo pierde todo, incluso su cordura.

Ex militar y con derecho a portar armas en un país donde la justicia es un mal chiste que siempre responde a los ricos y poderosos. El sistema del "Libre mercado" que se impuso sobre todo el mundo. Decide tomar las armas y hacer Justicia por manos propias. Un medio dice "¿Quién es este hombre que mata a los corredores de Wall Street?" "No podemos justificar su violencia"...a lo que un televidente contesta al aire: "¿Pero acaso no es esa la respuesta del Gobierno en Irak y Afganistán?


Mostrando esta película, no busco generar violencia. Sino que se vea la violencia que genera el sistema. Las reglas de juego tienen que cambiar. No es posible que siempre ganen los mismos, pasando por encima a los demás. Este caso, largometraje basado -seguramente- en hechos reales (quizás exagerados o incluso juntando distintos casos en una sola persona) … nos refleja la gran mentira del Libre Comercio y su aparato Burocrático... Ladrones de Guantes Blancos. Como los Fondos Buitres. Que compran políticos, compran la justicia. Todo tiene precio.
Los empresarios no pueden estar por encima de la Soberanía de un país, muchos menos pisotear su Constitución. La Justicia no puede ser un artilugio al que solo los ricos recurran para limpiar sus manos. Las luchas de cientos de años no pueden ser menospreciadas de ese modo. Algo tiene que cambiar. Y ese algo somos nosotros.

#AsaltoAWallStreet #LaFalaciaDelLibreComercio #JusticeofWallStreet

0 comentarios: