martes, 23 de julio de 2013

El Barça elige al Tata Martino



La junta directiva del Barcelona ha dado luz verde esta mañana a la propuesta de Andoni Zubizarreta, director deportivo de la entidad: Gerardo Tata Martino (Rosario, 20 de noviembre de 1962) será el sustituto de Tito Vilanova al frente del Barcelona. El argentino firmará por dos años con opción a un tercero. Tras la renuncia al cargo por razones de salud del entrenador catalán el pasado viernes, el aparato deportivo buscó sustituto a contrapié y operó con presteza. Tras descartar diferentes opciones, en la terna quedaron los nombres de Luis Enrique, entrenador del Celta, Martino, sin equipo tras desvincularse de Newell’s Old Boys y Villas-Boas.
Zubizarreta puso con fuerza el nombre de Martino; Luis Enrique generaba algunas complicaciones contractuales difíciles de desenredar y Vilas-Boas salía muy caro, porque su cláusula de rescisión alcanzaba los 14 millones de euros. Martino solo puso facilidades y su opción fue ganando peso con el paso de las horas.
El argentino, que viajará este miércoles a Barcelona, llegará con dos o tres colaboradores —las fuentes varían pero parece seguro que Pautasso le acompañará como ayudante y Paolorroso se incorporará al equipo de preparadores físicos— y el técnico asturiano exigía más cambios en el equipo de colaboradores que lega el adiós de Vilanova. Pautasso jugó con Martino en Ñuls, es su amigo y su ayudante, el que atiende a los medios, su mano derecha. El otro es un profesor, que viene para asumir el trabajo del equipo habitual en la ciudad deportiva.
Le tocó decidir a Zubi a contrapie y se sacó un as de la manga en una situación complicada, porque nadie le avisó de que antes de comenzar el curso debería cambiar al profesor. Es cierto que su apuesta ha contado con un buen aval, porque por mucho que no se le pregunte, saber que Messi sonríe al escuchar el nombre de Martino es mucho. Cuenta la leyenda que el padre de Leo se hizo seguidor leproso fascinado por el talento de ese 10 fino y elegante que llenó el Parque de la Independencia de talento y buen fútbol en los 80.
En la ciudad deportiva se da por hecho que el padre de Messi participa de la elección
El Tata será el cuarto entrenador argentino del Barcelona, después de Helenio Herrera, (1958-1960 1980-1981), Roque Olsen (1965-1967) y César Luis Menotti (1983-1984).
El rosarino se va a encontrar una plantilla hecha que se reforzará con un central, en su primera incursión en el fútbol europeo, pero juega a su favor el conocimiento de la apuesta barcelonista. Confeso seguidor de Guardiola, su facilidad para adaptarse a plantillas con diferentes registros ha jugado seguramente en la elección.
El Tata siempre fue así, siempre se adaptó a los jugadores, en Paraguay y en Newell’s, donde impuso el sistema del Barcelona de manera clara. Apostó por salir jugando, por el toque en todas las líneas, y se lo tomó al pie de la letra, empezando por la portería donde prefirió a Guzmán, más hábil con el juego de pies, antes que a Perata. Siempre dio más pases su equipo que el rival, en una cancha pequeña, en césped malo, y si no consiguió jugar con gusto, siempre lo intentó. Con estos conceptos, le ha sobrado para que el Newell’s se haya erigido como el mejor equipo argentino en cuanto a organización, posesión y pase en los últimos años. Los datos le avalan.
Martino ha plasmado sus ideas respetando siempre los emblemas y los valores de las instituciones donde trabajó, y consiguiendo resultados para esos equipos.
En los mentideros de la ciudad deportiva del Barcelona se da por hecho que Jorge Messi, el padre de Leo, ha sido arte y parte de la intrahistoria de la contratación del técnico rosarino, aunque solo sea por haber dejado claro lo contento que estaría su hijo por ver a Martino en Sant Joan Despí. No hace mucho, Martino, buen conversador si se habla de fútbol, declaró en un programa de la televisión argentina Foxsports: “Me costaría decirle algo a Messi. Desde el aspecto individual es muy difícil decirle algo, pero las cuestiones relacionadas con el equipo, como definir porqué sector del campo mover la pelota o dónde presionar más, hay que decírselas por el bien del grupo”, se extendió.
Su único compromiso es con el resultado. Ganar es lo primero. Cuando entiende que puede llegar a eso jugando bien, no lo duda. Nunca estuvo al frente de un club europeo, mucho menos de un plantel lleno de cracks. Pero tiene avales. El primero, silencioso siempre, de Marcelo Bielsa, que fue su entrenador, es su referencia y ha terminado siendo su mentor ante el cuerpo técnico del Barcelona. A Martino le gusta aceptar retos, así que a falta del visto bueno de la junta, acude al desafío de su vida, sin que le suba la presión. Es su primera aparición en Europa, al frente de un equipo con el que un día aseguró que es imposible “no identificarse”.Hombre decidido, cuentan que en medio de las eliminatorias para clasificar al mundial de Sudáfrica 2010 se reunió con el secretario de selecciones de la federación paraguaya, Horacio Cartes, y le explicó que si nacionalizaban algunos jugadores podían hacer un buen Mundial. El dirigente, hoy presidente electo del país guaraní, no dudó: “Dime quiénes quieres. Así empiezo a tramitarlos”. El resto de la historia ya se conoce, Martino cuajó la mejor participación de Paraguay en la historia de los Mundiales, que llegó a los cuartos de final por primera en su historia y quedó fuera después de poner en aprietos a La Roja de Vicente Del Bosque.
Hombre de tertulias con los amigos de toda la vida, de raíces de barrio, a Martino, tipo que gusta de compartir en los cafés del centro de Rosario horas muertas charlando de fútbol, se le echará de menos en el Pan y Manteca, boliche en la esquina de Italia con Córdoba, a 15 cuadras de la casa de Bielsa, donde suele reunirse con sus conocidos, a donde volverá a contarles que tal le fue por Barcelona.


FUENTE
http://deportes.elpais.com/deportes/2013/07/22/actualidad/1374504753_082608.html

0 comentarios: