miércoles, 4 de julio de 2012

Revelan avances en la búsqueda de la "partícula de Dios"


Revelan avances en la búsqueda de la "partícula de Dios"

Aunque advierten que es "demasiado pronto para sacar conclusiones", los científicos señalan que la investigación está "muy avanzada"



GINEBRA (EFE).- Los científicos del Centro Europeo Investigación Nuclear (CERN) que buscan el bosón de Higgs afirmaron hoy que es "demasiado pronto para sacar conclusiones" sobre la existencia o no de la llamada "partícula de Dios".
"Es demasiado pronto para sacar conclusiones. Se necesitan más datos y estudios, pero creo que los meses venideros serán apasionantes", dijo Fabiola Gianotti, portavoz de Atlas, uno de los dos experimentos del Gran Colisionador de Hadrones (LHC).
Gianotti añadió que el experimento para encontrar la partícula que ayudaría a explicar el origen de la masa "está en una etapa muy avanzada", pero insistió en que hay que seguir trabajando.
La presentación de los resultados de Atlas y de CMS, que buscan en paralelo la partícula de Higgs, despertó una gran expectativa en la comunidad científica y en los medios de prensa, que abarrotaron las instalaciones del CERN.
El portavoz del experimento CMS, Guido Tonelli, agregó que lo presentado hoy son "resultados preliminares, no finales", pero aseguró que lo constatado hasta ahora es "un punto de partida importante".
No obstante, fuentes científicas del CERN consultadas fueron más allá de la cautela oficial y aseguraron que en el marco de los experimentos realizados en los últimos meses "se han visto indicios de la existencia de lo que podría ser la partícula". "Podemos considerar que hay indicios, pero no podemos considerarlo un descubrimiento desde un punto de vista científico", explicaron las fuentes.
"Estadísticamente, no se cuenta todavía con suficientes evidencias. Se necesita todo un año de trabajo en 2012 y triplicar la cantidad de datos que se tienen hasta ahora para poder decir si existe o no, incluso si estamos buscando en el lugar adecuado o no", agregaron.
Probar empíricamente la existencia del bosón de Higgs, postulada en 1964 por el físico Peter Higgs, tendría un enorme impacto en la ciencia, ya que se trata de la única partícula elemental del modelo estándar que no ha sido observada hasta ahora. Esa partícula explicaría las interacciones entre el resto de partículas y las fuerzas que actúan entre ellas, lo que a su vez permitiría comprender el origen de la masa.
Se cree que si todavía no se ha puesto de manifiesto es porque no hubo la energía necesaria para hacerla visible en experimentos físicos, algo que sí ha conseguido este año el LHC, que ha logrado acelerar haces de protones en sentidos opuestos a más del 99,9 por ciento de la velocidad de la luz antes de que colisionen.
En el acelerador, un anillo de 27 kilómetros de circunferencia y dotado de cuatro gigantescos detectores enterrados entre 50 y 150 metros debajo de la tierra, se generan unas 20 millones de colisiones por segundo, pero de todas ellas una ínfima parte arroja datos que pasan el primer filtro de análisis.



¿Existe la partícula de Dios?



Los científicos que buscan la partícula subatómica de Higgs, mal llamada ‘partícula de Dios’, darán a conocer sus resultados la semana que viene, con lo que podría confirmar, confundir o complicar nuestro entendimiento de la naturaleza fundamental de nuestro universo. El  británico Peter Higgs habló durante una conferencia de prensa en su vista al CERN. “Muy pocas veces algo tan pequeño y efímero genera tanto interés”, dice. La partícula que al menos está predicha en la , explicaría cómo los soles y los planetas se formaron después de la gran explosión, del Big Bang. Sin embargo aún no ha sido hallada. 

El 4 de julio en el centro de investigación en , el CERN, donde está el gran colisionador, develará sus últimos hallazgos en la búsqueda del bosón de Higgs, después de haber reportado datos que sugieren su existencia, en diciembre pasado. Muchos científicos y físicos alrededor del mundo esperan que el CERN finalmente anuncie la existencia de Higgs. “Es prematuro decir algo definitivo”, dice el vocero del centro nuclear, James Gillies, añadiendo que dos equipos están aún analizando los datos e incluso internamente en el CERN no se sabe la respuesta hasta que los resultados de ambos equipos se presenten y se cotejen conjuntamente. Pero el hecho de que habrá una nueva conferencia hace suponer que se dará el anuncio oficial sobre la existencia de la partícula de Higgs. 

Para Jordan Nash, un profesor del London Imperial College y miembro del equipo que busca a Higgs, la especulación alrededor de este experimento está plenamente justificada: “Estamos tratando de entender la tela de la que está hecha el universo por sí mismo. Es una pieza fundamental del misterio de cómo el universo tiene esta estructura”, indicó el científico a Reuters. “Estamos aguantando la respiración”, dice Pauline Gagnon, una física canadiense de uno de los equipos, en su blog. La acción toma lugar en el gran colisionador de hadrones, el acelerados más grande y poderoso de partículas del planeta, el cual se encuentra en la frontera entre Suiza y Francia. 

Muchos de los experimentos lanzan dos rayos de energía en direcciones opuestas hasta que hacen colisión entre ellos, creando muchos millones de colisiones de partículas cada segundo en una recreación de las condiciones un segundo después del Big Bang. La enorme cantidad de datos se analiza y examina por un conjunto de computadoras, pero es un proceso complejo. Con miles de millones de colisiones, muy pocas son las adecuadas para revelar a la partícula de Higgs. “Es como hacer chocar dos sandías y tratar de obtener una colisión perfecta de dos semillas dentro de ellas”, dice Nash y agrega “buscamos algo tan raro… Hemos hecho un pajar gigantesco y ahora buscamos la aguja”. 

La partícula de Higgs es crucial en el llamado Modelo Estándar, el cual es la mejor explicación que los físicos tienen por el momento de cómo trabaja el universo en su nivel más fundamental. Pero la partícula es sólo teoría por el momento. propuesta por el físico Higgs en 1964, como una manera de que la materia obtuviese masa después de que el universo fuese creado hace unos 13.7 mil millones de años. Sin ella, de acuerdo a la teoría, el universo podría haberse mantenido como una sopa gigantesca de partículas. No habría habido estrellas, planetas y desde luego, vida. 

Aún si la existencia de Higgs se confirma, esto sólo será una pequeña parte del universo explicado por el Modelo Estándar. No nos dirá nada sobre la llamada materia oscura o la energía oscura, que ahora los científicos creen que está en el 96% del cosmos. Sin embargo, si Higgs existe, sería un paso a la teoría del todo que podrías equiparar la materia oscura y la energía, así como la fuerza de gravedad, la cual el Modelo Estándar simplemente no puede explicar. 

Así entonces, el 4 de julio quizás tengamos ya confirmación de la existencia de la partícula de Dios. Si es así, probablemente abra nuevos caminos para entender el universo en el que vivimos.



0 comentarios: