martes, 10 de julio de 2012

La loca historia del nacimiento de "este" y "oeste"




Hoy les voy a contar acerca del nacimiento histórico de la diferenciación entre dos puntos cardinales: este y oeste. Según  datos proporcionados por fuentes no oficiales, dicha diferencia nace en un tiempo lejano. Muchos años antes que Cristo. Incluso, Cleopatra,  ni si quiera era un embrión apareado. Como dice Charles R. Piterson en su libro “Referencia etimológicas de la diferencia entre el Este y el Oeste”; todo forma parte de un encuentro de dos hombres provenientes de caminos muy distantes.

Tao Te-Ti, de origen Chino (siempre recordando que los chinos tienen más años que la injusticia) y un hombre mestizo (con rasgos árabes, piel algo asiática, y con los ojos redondos como los de los africanos…todo un menjunje), llamado Juan Almalä-saqi Contreras.

Tao desconcertado ante la incertidumbre de su camino, pregunto a Juan:
-        -  ¿Para qué lado vas? ¿Este o este?
Ambos se miraron y en esa simple y eterna discusión de gusto, fue que el mundo se dividió dos. Según historiadores de gran trayectoria en el estudio de los hospitales -en Malawi, Congo-, es en ese momento que nace la conocida y tan escucha diferencia entre Occidente y Oriente. Ambos con O, pues tanto Tao como Juan creyeron que eligieron distinto. 

0 comentarios: